Cayo Coco, un islote propio del Paraíso

©frasmotic

Cuba, ese país situado en el Caribe, tan paradisíaco, tan especial, un lugar único e ideal al que visitar ya sea en vacaciones o bien para pasar una temporada, para darte un cambio de aires. Hoy hablaremos de un sitio en particular, de Cayo Coco, una pequeña isla situada en la región central de Cuba, la cuarta más grande del país.

En ella podrás disfrutar de ciertas actividades peculiares que te harán disfrutar de tu experiencia de una manera distinta. Si eres un amante de los deportes, tendrás la oportunidad de visitar el Rocarena Climbing Center que te ofrece un circuito de escalada adaptado para diferentes niveles y dificultades, con la que podrás pasar una tarde entretenida ya sea en compañía o sólo. Por otro lado, tendrás la suerte de practicar deportes como el surf, el windsurf o el kitesurf en alguna de las costas de ensueño que pueblan la isla. Sin embargo, si tu intención es pasar una estancia más tranquila, puedes visitar el Acuavida Spa Talaso, donde no te podrás perder sus baños de vapor caliente, sus masajes especiales o sus saunas increíbles, decoradas y acondicionadas con una temática local y caribeña.

También tendrás la posibilidad de visitar el interior de la isla, y de conocer su fauna y flora gracias a una visita guiada y personalizada que ofrece un experto local. Esta guiará a través de los caminos de tierra con un coche particular y te irá explicando con todo detalle la historia y singularidades de la isla, una ocasión imperdible si eres un curioso de los lugares que visitas. Existe, además, una zona en la isla, en la que podrás practicar buceo, sin importar si eres asiduo en la práctica o si necesitas iniciación. Hay varios tipos de inmersión adaptados para las distintas capacidades del cliente, un negocio turístico muy valorado en la zona ya que existen miles de especies acuáticas de interés en Cayo Coco que llaman la atención de todo al que lo conoce. Una actividad que se sale de lo común y le añade un valor extra a tus vacaciones en esta región ya que especímenes marinos únicos que solo se pueden ver en esta parte del mundo.

Por último, no puedes irte de la isla sin probar los cocos autóctonos de la región servidos en su propia cáscara y preparado por algún habitante local, ya que te fascinará.