Tailandia, un tesoro natural

©Guillén Pérez

Libertad, como su propio nombre indica en coreano, es lo que sentirás en cuanto pongas un pie sobre esta maravillosa tierra. Tailandia es uno de los cuarenta y nueve países que forman el continente asiático y, actualmente, es uno de los destinos más visitados por los turistas.

Podrás encontrar desde playas de ensueño hasta bosques profundos y es que, las cordilleras en Tailandia se prolongan de norte a sur, elevándose hasta los 2.595 metros del Doi Inthanon, punto más alto del país. A su vez, está la gran meseta de Jorat, un área estéril que abarca un tercio de la superficie del territorio, quedando limitada por el río Mekong. Gracias al clima húmedo tropical, este continente goza de un gran número de junglas y zonas pantanosas que podrás vislumbrar por las áreas costeras, las cuales cuentan con gigantescas zonas de árboles de carácter tropical y otros cuya madera es increíble. Entre su fauna destaca principalmente el elefante, empleado como transporte de carga entre sus habitantes, así como otros animales entre los que se encuentran el tigre y el rinoceronte.

Al mismo tiempo, Tailandia se caracteriza por sus ruinas, sus increíbles templos y por la cultura milenaria que se respira en su territorio. Y es que, en el país hay un grupo de lugares y actividades que se conocen como Las 7 Maravillas de Tailandia, entre los que se encuentran sus paradisíacas playas o su cultura.

No puedes irte sin visitar maravillas de la arquitectura como el Templo Blanco, cuyas paredes se mimetizan con el cielo, o Bangkok, capital y ciudad del país, donde descubrirás una infinidad de templos y podrás pasear por sus calles vislumbrando la diferencia de culturas. Tampoco debes olvidarte del paraíso terrenal que componen las Islas Phi Phi, un sueño hecho realidad en el que te olvidarás completamente del resto del mundo.

Y, por si todavía te sabe a poco, falta lo más importante, la gastronomía. Las gentes de Tailandia suelen utilizar mucho ingredientes como guindilla, arroz o fideos, aparte de otros muchos condimentos, para realizar comidas tan sabrosas como el som tam, uno de los platos más típicos del país. La comida tailandesa no te dejará mal sabor de boca ya que sus elaboraciones destacan por la mezcla y variedad de sabores que harán que no quieras volver a tu lugar de origen.

Tailandia es un paraíso en todos sus aspectos, del que te gustará todo, desde sus calles donde descubrirás un mayor nivel de pobreza hasta sus playas que te harán creer que has cambiado de país. Un destino que no debes quitar de tu lista de viajes y del que seguro no te vas a arrepentir.