Viajar y alojarse en Gran Canaria

Gran Canaria es la isla mayor, y si distingue por su fauna y su flora diversificadas, una característica que le debe a los 14 microclimas que reinan sobre esas tierras. También esta isla es conocida por sus magníficas playas. Las temperaturas oscilan siempre entre los 18 y los 26 grados, lo que hace de Gran Canaria la isla de la eterna primavera, de manera que incluso se puede acudir en invierno. Ciclismo, golf, equitación y senderismo completan la oferta generosa de los deportes acuáticos. Los amantes de unas vacaciones activas apreciarán estas vacaciones balnearias variadas, concretamente gracias a la amplia gama de alojamiento que se puede encontrar en la isla.

Autor: gemat18-Pixabay

Autor: gemat18-Pixabay

Apartamentos

Los alquileres de apartamentos son más corrientes en vacaciones que la estancia en un hotel. Su calidad varía enormemente, sin embargo estos alojamientos suelen ser más cómodos que una pensión y más ventajosos, sobre todo si son varios los clientes que se alojan en él. Existen dos grandes categorías, los estudios, que poseen una habitación o dormitorio salón, mientras que los apartamentos disponen de una habitación doble y de un salón separado. También abundan los apartahoteles, que ofrecen exactamente los mismos servicios que un hotel, pero alquilan habitaciones más espaciosas, equipadas normalmente con una cocina americana. Una buena opción es alquilar villas gran canaria.

Las casas rurales y villas

Las casas rurales suelen ser granjas modernizadas o casas antiguas de algún pueblo, convertidas en una opción más atractiva para aquel que desea escapar de la agitación de las zonas de turismo de masa. El número de plazas suele ser limitado, y es posible que en la casa no viva nadie durante el año. Muchas de estas casas rurales suelen estar alejadas de cualquier tipo de transporte público, por eso es necesario comprobar a qué distancia se encuentran del centro para, en ese caso, alquilar un coche. Estos establecimientos suelen tener una excelente relación calidad-precio, dado el marco en el que se encuentran situadas y las instalaciones que ofrecen a los huéspedes.

Hoteles, hostales y pensiones

Canarias cuenta con menos hoteles y pensiones que el resto de España. La gran mayoría de visitantes suelen acudir con un alojamiento reservado, normalmente en una villa o en apartamentos independientes. La demanda de hoteles suele ser menor.

En la práctica, no suele haber diferencia entre una pensión y un hostal. Por un precio muy asequible, es posible alojarse en una pequeña habitación con cuarto de baño comunitario. Si se puede pagar un poco más, es posible encontrar auténticos tesoros de hostales con encanto, con cuarto de baño privado y una decoración muy cuidada. En cuanto a los hoteles, van desde los establecimientos más modestos, a los establecimientos de cinco estrellas de lujo, con spa y restaurante de alta gama.