Noruega, turismo al hogar de los vikingos lleno de fiordos y de glaciares

Arquitectura vanguardista y viejas casas de madera, un fascinador arte urbano y unos actuales museos, gastronomía nórdica y pequeñas cafeterías. Así es noruega, un país que siempre está en las listas de destinos a los cuales hay que viajar por lo menos una vez en la vida. Esto puede ser por sus bellos fiordos, o tal vez por la hermosura de sus glaciares y sus montañas, o a lo mejor por la facilidad que su naturaleza ofrece para poder disfrutar de ella, a lo mejor también es por todos los deportes que se practican al aire libre… No en vano Noruega ha sido elegido el país más feliz del mundo en 2018 basándose en criterio como la libertad, el bienestar, la salud y la generosidad.

Los viajes a Noruega se hacen imprescindibles, por esto y por muchas cosas más.

Transitar por los fiordos más hermosos del mundo; un recorrido por el Geirangerfjord, Patrimonio Mundial de la Unesco. Partiendo de puerto de Geiranger o desde hellesylt, visitando las gélidas cascadas que caen en las aguas verde esmeralda.

Las Islas Lofoten; una maravillosa sucesión insular que emerge escabrosamente desde el mar, con sus tonos verdes y amarillos en verano y azules y blancos en invierno.

Las auroras boreales; una belleza inexplicable, un fenómeno natural, que se puede ver durante las largas noches del invierno

Los recorridos por el Parque Nacional de Jotunheimen; Este parque cuenta con 60 glaciares y 275 cumbres de más de 200m.

El viaje en el simbólico ferry de Hurtigruten; este es uno de los recorridos más espectaculares del mundo. Saliendo de Bergen y llegando a Kirkenes adentrándose en fiordos y cruzando el Círculo Polar Ártico, haciendo escala en pueblos solo accesibles por mar.

Bergen una de las ciudades más hermosas de Europa; situada en un atractivo paisaje de fiordos y montañas, su barrio ribereño con sus edificios de madera, hoy transformados en boutiques de artesanía y restaurantes.

El viaje en tren entre Oslo y Bergen; calificado como uno de los viajes en tren más bellos del mundo. Su recorrido pasa por algunos de los mejores paisajes de Noruega.

El incomparable mirador de Preikestolen; con una altura vertical de casi 600 metros sobre las aguas cristalinas del Lysefjord.

Su flora y su fauna; osos polares, zorros árticos, linces boreales, renos… además del ultramundano buey almizclero y el adorable alce.

Pero tampoco nos podemos olvidar de su arte y su cultura donde se incluyen tanto las tradiciones vikingas como los museos y las iglesias medievales de madera. Su gastronomía que va mucho más allá del famoso salmón o el bacalao, mariscos y carne de reno o alce, son algunos de sus ricos platos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *