Santiago de Chile, el éxito Trasandino

Constituída como la capital de Chile, ésta ciudad se transformó en sinónimo de calidad de vida  y fue escalando puestos constituyéndose como uno de los principales polos turísticos de América Latina.

En pleno apogeo, dicha metrópolis se basó en tres pilares fundamentales que garantizan su éxito: pulcritud, serenidad y seguridad.

Limitando al norte y oeste con Valparaíso, al este con Argentina y al sur con O´Higgins, Santiago de Chile supo modernizarse sin perder su esencia, conservando su armonía a pesar de ser la séptima región más habitada de latinoamérica.

Dentro de sus principales atracciones se encuentra su estilo colonial, que ofrece satisfacción garantizada para los amantes de la arquitectura; el Centro Cívico ofrece la Plaza de Armas, el poniente del Cerro de Santa Lucía y el Palacio de la Moneda, mientras que el Barrio Bellavista y Barrio de Bellas Artes resultan imperdibles, estética y gastronómicamente.

Por otra parte, el Parque Metropolitano de Santiago ofrece la frutilla del postre: el Cerro San Cristobal, con 1785 hectáreas, y una altura de 280 metros con senderos comunicantes y jardines temáticos que culminan en la Cima, una llanura con vista panorámica de la ciudad.

Para no perderse ningún  rincón de este tesoro arquitectónico, la agencia de autos Hertz, permite el alquiler para facilitar la locomoción, siempre, con la Cordillera de Los Andes como telón natural de fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *